27 junio, 2006

Engendro (I)





Patética tu voz me llamó
me atrajo
me obligó
me lanzó

a tus ideas y proyectos
política y lenguaje
ciego me sometía

sangré
confesé
salpiqué a tu cara el liquido
no lo bebiste
ni lo besaste
escupiste para no enfrentarme
corriste

líquido malvado, engendro de mi obsesión
larga
infinita

te amordacé
de mi propiedad por minutos fuiste
te obligué a soportar mi delirios
mis perturbaciones

. . .

análisis no efectuaste
de estudiarme incapaz fuiste
a tus inútiles dogmas no recurriste
solo me escuchaste, como un niño
sin juzgarme

no lo entendías, no era tu idioma


1 comentario:

Bunny dijo...

Ea!
no sabia que tenias este sitio!!

tratare de revisarlo ams seguido
veo cosas interesantes

Te quiero mucho hueon!!

Pauly